Proyectos de xerojardineía

Proyectos de xerojardinería

Diseñamos y realizamos proyectos de Xerojardinería, con gran calidad y colorido.

 

Realizando un estudio del jardín, para adaptarlo a la climatología del lugar

Haciendo un uso racional del agua de riego. Lo más idóneo es, escoger las

plantas autóctonas. Que son las  que crecen de forma natural  en el terreno,

Debido a la variedad. En un paisaje tan rico como el nuestro, podemos elegir lo que mejor crece en nuestro jardín. Sin tener que renunciar a ningún tipo de plantas, lo más importante es que estas, estén situadas en un lugar correcto y bajo un mantenimiento adecuado. Un jardín diseñado y cuidado bajo los criterios de la xerojardinería, consume tan solo una cuarta parte del agua que se gastaría en un jardín normal. Tiniendo cabida infinidad de especies y diseños especialmente atractivos.

Dándole un sentido ecológico y limitado.

La utilización de productos fitosanitarios. Un menor uso de maquinaria.

con gastos de combustible. El reciclage, etc.

Nuestras técnicas son lógicas y razonables.

Siguiendo los siete principios fundamentales en  Xerojardineria.

Planificación y diseño adecuados: Un jardín bien planificado tiene en cuenta las condiciones clímaticas del lugar, la vegetación existente y las condiciones topograficas, el uso previsto y los deseos de la propiedad, ademas la zonalización o agrupación del material vegetal según sus necesidades de agua.
Análisis del suelo: Las caracteristicas del suelo, acotan el numero de especies a utilizar en jardinería. La xerojardinería favorece, la utilización de especies que se adapten a las condiciones texturales. A los margenes de ph o salinidad de suelo, conjuntamente con un manejo adecuado de riego, y establecimiento de sistemas de drenaje.

Selección adecuada de plantas: La elección de plantas en xerojardinería es fundamental y debe tener en cuenta los factores medioambientales de la zona donde se encuentra el jardín. El conocimiento de la vegetación autóctona. Es imprescindible, para poder elegir con más rigor, las plantas que se vayan a utilizar.

El césped: El césped se debe situar en aquellas zonas del jardín donde proporcionara un mayor beneficio funcional. sin tratarlo como un un material de relleno. Sino como un elemento principal planificado.

Sistemas  eficientes de riego: La aplicación de métodos, como el coeficiente del jardín permite estimar las necesidades de agua en las plantas. Ademas se puede aumentar la eficiencia del riego. Mediante el uso de sensores de humedad, o de tensiómetros, y desarrollando sistemas de goteo. Microaspersión, etc. Que optimizan el consumo de agua.

Uso de mulching o acolchados: El uso de cubiertas o mulching en jardinería evita la perdida de agua en superficie y permite a la vez que el agua penetre con mayor facilidad hacia la zona de raíces, contribuyendo a evitar la erosión y la escorrentía superficial.

Mantenimiento adecuado: Muchas practicas culturales pueden ayudar a ahorrar agua en le jardín, desarrollando plantas más endurecidas y con sistema de raices más eficaz en el aprovechamiento del agua.

Hacer que nuestro entorno sea más sostenible  ayudara a los recursos generales de la tierra, que es nuestro mayor tesoro.

En Jardines Gantiardi trabajamos para mejorar nuestro entorno.