La isla Gouqi. Pueblo verde de China

Se convirtió en un pueblo fantasma

  • La naturaleza le tenía preparada una sorpresa

Así luce ahora

esta isla abandonada

Ubicado en el archipiélago de Shengsi, muy cerca de la desembocadura del río Yangtze, que a pesar de estar completamente abandonada, hoy se ve más verde y llena de vida, la naturaleza sigue su curso.
Se trata de un pueblo que ya no tiene habitantes, aunque fue un importante centro de actividad económica habitado sobre todo por pescadores,

La villa de Houtou Wan, una de las aldeas de la isla, era habitada por pescadores, pero con la llegada del transporte marítimo, el turismo, la construcción y la reparación de buques en la zona, fue abandonada. Sin embargo, hoy podemos apreciar como estas construcciones se encuentran bien conservadas gracias a unas plantas que se apoderaron de sus paredes. 

De esta manera, las casas y todo alrededor de Houtou Wan tiene un nuevo aspecto que atrae turistas de todo el país.

Y para conocer más de cerca la historia de este lugar, puedes conversar con algunos de los ancianos que se rehusaron a dejar sus hogares y siguen habitando la aldea.

Gougi pertenece a un grupo de cerca de 400 islas conocidas como Islas Shengsi.

  Y forma parte del archipiélago de Zhoushan, situado cerca de la bahía de Hangzhou.

Es considerado el mayor archipiélago de China.

Las enredaderas trepan los viejos muros de piedra, se entretejen a través de las ventanas y puertas.

  Y se arrastran a lo largo de los senderos en un pueblo pesquero chino abandonado, que ha sido reclamado por la madre naturaleza.

El tiempo se detiene en esta aldea de la isla Shengshan, una de las casi 400 que conforman las islas Shengsi al este de la provincia china de Zhejiang.
Lo que una vez fue un centro de pesca próspero ha estado abandonado durante mucho tiempo, y  se ha transformado en una jungla verde de plantas enmarañadas.

El fotógrafo Tang Yuhong ha demostrado el poder y la belleza, de las fuerzas naturales con sus fotografías. 

Muestra perfectamente cómo la naturaleza puede recuperar su propiedad ocupada por el hombre.

Algunas de las islas en la desembocadura del río Yangtze son destinos turísticos populares.

El impresionante paisaje de la isla de Shengshan, es el resultado de la lenta absorción de las casas y dependencias por la naturaleza.

Tragado por la naturaleza: los caminos empinados que encabezan el terreno montañoso han sido superados por la vegetación.

Está cubierto de vegetación tan espesa y uniforme, que ha adquirido un aspecto increíble, hermoso y simplemente fabuloso.

Algunos científicos argumentan, que muchas ciudades del planeta esperan el mismo destino.