Holanda el primer país sin animales abandonados

Holanda el primer país sin animales abandonados

 Se ha convertido en el primer país sin abandono de perros y sin sacrificarlos
Holanda es un país que siempre lleva la delantera en iniciativas que van hacia un paradigma sustentable y hacia un mundo consciente en el que los derechos de todos los seres vivos sean respetados.

Lo más importante es remarcar, que lo ha conseguido sin sacrificar a ningún animal, ni recluirlos en perreras. Este país tiene duras leyes contra el abandono y el maltrato animal. Con multas que pueden superar los 16.000 euros y con penas de cárcel.

La problemática de los animales domésticos abandonados no se tiene muy en cuenta en los gobiernos del mundo. Existen excepciones, como Holanda, uno de los países delanteros en lo que a iniciativas para un mundo más consciente se refiere. Esta vez nos ha sorprendido con un dato que tiempo atrás sonaba a utopía: se ha convertido en el primer país sin perros callejeros.

Una tendencia común en los últimos años de la población, que es la de abandonar los perros que no son de raza. Llegó un momento que los animales callejeros empezaron a poblar masivamente las calles hasta niveles preocupantes.  El Gobierno holandés decidió poner orden ante tal problemática.

 

El caso de Holanda merece no solo ser celebrado. Sino también analizado para comprender cómo lo hizo, y qué hace falta en nuestros países para poder imitar este ejemplo.

¿ Cómo lo logro ?

El plan de Holanda para que todos los perros tuvieran un hogar contó con cuatro ejes.

Concientización

Sabemos que toda norma puede ser transgredida. Por eso las leyes no sirven de nada, si no se acompañan por un trabajo de concientización. Holanda trabajó para que su población, entendiera el maltrato animal como un crimen tan grave como el maltrato a las personas. En Holanda y en Inglaterra, los animales de compañía, tienen derechos equiparables a los de los humanos. Ha habido, incluso, casos en los que recibieron en herencia los bienes de sus dueños.

Leyes y multas

Las leyes holandesas son muy duras con quienes abandonan perros. Las multas por abandono llegan, a los miles de euros y se pueden recibir condenas de cárcel. De hasta 3 años por hacer daño a animales de compañía. Esto garantiza que cualquiera que esté pensando en dejar a un perro en la calle, lo piense dos veces.

Campañas de castración masivas, gratuitas y obligatorias.

A pesar de la concientización. Y de las multas para impedir que se siguieran abandonando mascota. El problema de Holanda, era que sus calles ya estaban pobladas de perros abandonados. Esto se debió en gran parte a que, “la moda” llevó a que los ciudadanos, compraran perros de raza en lugar de adoptar. Por eso, era necesario impedir que los perros que ya vivían en la calle y no encontraban hogar se siguieran reproduciendo. El gobierno asumió el costo de las castraciones.  Y organizó campañas de castración masivas, para esterilizar a los perros de la calle y de los refugios.  Para que quienes tienen mascotas puedan esterilizarlas de forma gratuita. A diferencia de las leyes más duras de otros países, en los Países Bajos no es obligatorio castrar a todos los animales que no sean de raza.

Impuestos altos a la compra de animales de raza.

Parte del problema de Holanda era, que las personas no adoptaban perros callejeros porque éstos no eran de raza. Y en cambio compraban animales “puros” en los criaderos. Se establecieron altos impuestos, a estas compras para desalentar el negocio, alrededor de la vida de los animales. Se fomento que quienes realmente deseaban la compañía de un amigo perruno, adoptaran a un perrito sin hogar.

Holanda el primer país sin animales abandonados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*